• YourzH

Cómo meditar con tu perro!!




Mindfulness es prestar atención a nuestra experiencia en el momento presente con apertura, curiosidad y la voluntad de ver las cosas como son, sin juzgar.


Los estudios han encontrado que aproximadamente el 80% del tiempo nuestros pensamientos se la pasan entre el pasado y el futuro y tan solo el 20% en el momento presente.


Lao–Tse, hace 2500 años decía:

"Si estas deprimido, estás viviendo en el pasado. Si estás ansioso, estás viviendo en el futuro. Si estás en paz, estás viviendo en el presente."

El Mindfulness nos da herramientas para darnos cuenta que aunque la mente no pare, si podemos enfocarla y calmarla, ya que cuando no somos conscientes de esto, podemos volvernos obsesivos con un mismo pensamiento sin obtener ningún orden o beneficio.

Existen diversas técnicas para practicar la atención plena y una de ellas es la meditación.


La meditación es un entrenamiento mental que tiene como objetivo llevar la atención a un objeto de manera focalizada y defender la decisión de permanecer en ese objeto. (Ejemplo de objetos: respiración, palabra, mantra, vela, cuerpo, imagen, etc).

Existen muchos beneficios que se obtienen a través de su práctica, es por esto que queremos compartir contigo algunas sugerencias de como puedes empezar a meditar en compañía.


Un perro es un excelente acompañante para la meditación pues no están preocupados por el trabajo o por limpiar la casa; ellos viven el momento, meditar es bueno para tu perro porque lo relaja, refuerza el lazo emocional contigo y lo hace más abierto a aprender cosas nuevas; si amas mucho a tu amigo de cuatro patas, le echarás más ganas si sabes que estás haciendo algo bueno por tu perro que de paso también te beneficia a ti.


Los perros son maestros de meditación naturales y debemos aprovechar la oportunidad de que nos acompañen a hacerlo.


¿Qué necesitas para meditar con tu perro?


10 minutos al día: Piensa que además, dedicarle 10 minutos a tu perro es algo que normalmente haces.


Elige un lugar cómodo: Siéntate o acuéstate con tu perro, pon música, prende unas velas o simplemente acomódate con tu perro en el suelo.

La base de la meditación es la respiración, sigue la respiración de tu perro, puedes poner una mano en su pecho y otra en la espalda baja. Piensa que tu perro es un ser que quiere ser parte de la manada por lo cual empezará a seguir tu ritmo de respiración porque quiere estar contigo. Acostumbrarse a la respiración puede tomar incluso una semana, ten paciencia.


No necesitas dejar la mente en blanco: Es imposible poner la mente en blanco de un momento a otro pero dejar pasar los pensamientos es algo que sí puedes hacer. Concéntrate en seguir la respiración de tu perro, en acariciarlo y en observarlo.


Cuando terminen de meditar: cierra tu meditación con algo, desde un simple gracias hasta un mantra. Un mantra es una frase que te guste, no necesita ser algo en sánscrito o cantado, puedes decir algo como gracias por tener al mejor perro del mundo o algo que te inspire.


La consistencia es sumamente importante: Haz lo necesario para practicarlo al menos por 10 días y si te gustan los resultados, será más sencillo hacerlo.


Fuente: http://blog.espol.edu.ec/ofvalle/


Libro: “How to meditate with your dog” de James Jacobson


Fotos: Pixabay

0 vistas
Fundada en el 2014, por María Camila Urzola y Juan Manuel Younes. Desde sus inicios se ha enfocado en la enseñanza e investigación del Mindfulness, desarrollando cursos como Mindful Change, Emotional Mindfulness y Mindfulness y Compasión.
CURSOS

Mindfulness en Peru, México, Ecuador, Chile, Argentina, Panamá, Venezuela

  • Conferencias
  • Talleres
  • MMC
  • Mindfulness en el Trabajo
CONTACTO
+57 3183123315
Calle 116#18-45 of. 600 Bogotá, Colombia
  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
YOURZ © 2018.