• YourzH

Personas Felices = Colaboradores más productivos!

Seguro que has oído hablar del Mindfulness, pero puede que desconozcas su efecto transformador en las empresas.


Te contamos cómo puede ayudarte.


1. GESTIÓN DE TAREAS: LA RUEDA DEL TIEMPO


¿Tienes la sensación de que las horas del día no son suficientes? Una de sus aportaciones interesantes es reflexionar sobre la agobiante relación con el tiempo que preside nuestros días. Para tomar consciencia de ese continuo apremio, sin duda fuente de muchas insatisfacciones, el Mindfulness propone la Rueda del Tiempo, un sencillo ejercicio que resumimos en este articulo para ti:


Escribe en cada franja horaria las tareas que realizas en un día normal, tanto lo personal como lo laboral, por ejemplo: 6:30 despertador, aseo y desayuno; 7:15 contestar correos urgentes y agenda del día; 7:45, salida hacia el trabajo, etc.


2. PRIORIZACIÓN DE TAREAS: NO PUEDES HACERLO TODO


Reconocer las propias limitaciones es uno de los tabúes del mundo de los negocios, pero el Mindfulness también te puede ayudar a ser consciente de esta realidad, para que atiendas mejor las obligaciones realmente importantes, las que te acercan al objetivo.


Coge de nuevo papel y lápiz y valora tus tareas siguiendo el siguiente esquema:


Tareas perjudiciales o neutras: Todos nos autoimponemos una serie de tareas que o bien no aportan nada o, peor aún, perjudican nuestro estado de ánimo o la marcha del negocio. La mejor opción es identificarlas en una lista para eliminarlas del calendario de actividades.


Tareas beneficiosas: Ahora nos enfrentamos al listado de tareas beneficiosas necesarias para aprender a priorizar. Lo haremos en función a su urgencia e importancia.

También se debe tener en cuenta que hay tareas que No son importantes, pero Sí urgentes.


3. TOMA LAS RIENDAS DE TU DECISIÓN: RESPONDER EN LUGAR DE REACCIONAR


Reaccionar es comportarnos automáticamente ante las distintas personas y situaciones, atendiendo a patrones condicionantes que hemos ido asumiendo de forma más o menos inconsciente. Y donde hay automatismo no hay aprendizaje.


4. CONTROL DEL ESTRES: ACEPTACIÓN DE LOS ACONTECIMIENTOS


Se considera que la aceptación es el principal resultado de esta práctica, dejar de pelearse con lo que ya ha ocurrido, con lo que no se puede cambiar. Se trata de extraer los aspectos positivos del pasado sin esperar a que las cosas sean de otra manera, pero desde la aceptación, no la resignación. Una cambio muy importante es cuando se aprende a asumir lo ocurrido pero sin abandonar esa actitud de esfuerzo necesaria para mejorar el futuro.


5. TRABAJA EN EQUIPO Y DELEGACIÓN: ESCUCHA ACTIVA


Mientras escuchamos a otras personas estamos continuamente hablando 
con nosotros mismos, evaluando el discurso del otro (etiquetando, criticando) y pensando en la respuesta, por eso dejamos de escucharle. Mindfulness permite disminuir ese dialogo interno, para centrarse en lo que dice el otro, y en lugar de reaccionar instintivamente, evaluar ecuánimamente respondiendo de forma más adecuada.


Dejar que tu compañero se exprese y su mensaje te llegue, fomenta el trabajo en equipo de calidad, se trata de ofrecer una empatía al otro que deja espacio a la creatividad.


6. DELEGACIÓN: CONFÍA EN EL OTRO


Cuando se despide al hijo en la bici para su primer paseo con amigos, es el niño el que peda